Llegamos a la isla con tan solo 15 días por delante, el tiempo contado prácticamente, pero eso si, la mente abierta para entender, claro que creíamos que mientras más rápido entendiéramos seria mejor para nosotros, sin embargo no sabíamos que en la prisa de entender muy rápido se escapa el algoritmo para entender a Cuba

Primero que nada para poder entrar un poco en la complejidad de la realidad de aquí, es necesario bajar la expectativa de la velocidad en la que normalmente “entendemos” las cosas nuevas que vivimos, de lo contrario puede ocurrir algo muy común con la curiosidad y es que la curiosidad puede llegar a beberse dos vasos de ron añejo havana club, fumarse un habano cohiba, ponerse a bailar salsa con un maestro cualquiera encontrado en las escalinatas de la casa de la música e irse quedando toda la noche y el día bailando hasta el amanecer el cual  lleve a la curiosidad a su vuelo de vuelta a casa, y si, la historia de su viaje será muy divertida, habrán algunos recuerdos de buenos platos de langosta a la mantequilla y una ropa vieja típica, probablemente llevara de vuelta a casa recuerditos hechos de madera tallada y algunas postales de fotografías antiguas del Che, para dárselas a los sobrinos “revolucionarios” que tanto las pidieron y sobretodo cuando vuelta a casa se hagan las cuentas, el viaje habrá salido mas caro que un crucero por Europa sin langosta incluida. Tal vez lean esto y piensen lo equivocada que estoy de visitar esta isla, pero tenemos 15 días aquí y en vez de entender cada día mas, mientras avanza el tiempo cada vez entiendemos menos…
 preparando-las-maletas-cuba-4
Tomamos otra alternativa antes de emborrachar a la curiosidad, y fue la de tratar de entender un poco como es que funciona el país y como fue que la historia sobretodo política y económica los ha ido trayendo hasta este momento. llegamos a cuba con la caja del rompecabezas bastante incompleta y con algunas piezas falsas para poder completar nuestras expectativas de entendimiento pero aún así seguimos en el intento…
Los primeros días parecería que con las piezas que teníamos tratamos de armar la imagen, entonces vimos cuales piezas  nos faltaban y las fuimos a Buscar a través de preguntas, conversaciones y museos, pero da la casualidad, sobretodo en las conversaciones, pues los museos tienen al parecer la ultima palabra, que algunas respuestas a la mismas preguntas eran abismalmente distintas entre si, algunas otras preguntas tenían limite de alcance, pues cuando llegaban a cuestionamientos más allá de hechos históricos y en buenos casos un poco de narrativa individual, estas preguntas eran censuradas, sobretodo cuando pedíamos opiniones del manejo de la política y la economía, ahí había un silencio incomodo, una mirada negadora seguido por frases como “cambiemos de tema” o “por ahí mejor no” o bien “es momento de parar la conversación”…
 preparando-las-maletas-cuba-15
Por ahí fuimos aprendiendo a cachar respuestas así como los cubanos le hacen con mucha creatividad para crear alternativas que les permitan cachar un poco mas de CUC’s al día. Algunas piezas fueron reemplazadas y otras muchas fueron completamente nuevas, como por ejemplo el cambio de percepción hacia la venerada imagen del comandante Che Guevara, el cual marco un hito en mi adolescencia, sin embargo nunca creí escuchar juicios tan opuestos hacia el, con opiniones tan radicales ya que para unos es mucho mas que un ídolo nacional, un absoluto dios que emergió del cielo de la provincia de Santa Clara para liberar al pueblo de Cuba, mientras que para algunos otros fue un tremendo asesino que tenía como causa su ego propio a través de la vida de los más desprotegidos… aun no tengo opinión al respecto y probablemente no vaya a tenerla prontamente.
preparando-las-maletas-cuba-19
Todas estas piezas: Las nuevas, las recolectadas y las que vinieron de casa, así como las que no llegaron a tener unas forma muy clara de pieza, esas también las echamos a la caja pues se veían interesantes y no podemos mentir que algunas noches nuestra curiosidad también se escapó por más de dos vasos de ron y por un poco de salsa, pero finalmente fuimos acomodando las piezas a lo según nosotros ya armado, para poder ir figurando la imagen completa y que todo hiciera match, pero lo que no sabíamos es que aquí eso del match tiene otro sentido distinto…  Nadie nos explico que en cuba uno se pierde en la comprensión, que las preguntas resueltas no existen, que la justificación a que nadie las sepa es que son secretos de estado y solo el barbón y sus equaces conocen la respuesta, nadie nos explico que la masa poblacional vive en incertidumbre al igual que el turista inocente que viene a querer conocer un poquito, la diferencia es que ellos se quedan con la incertidumbre como el pan de cada día, sin embrago como turista se olvida después de un tiempo o al menos se mantiene como parte del recuerdo de alguna vez querer hacer  un rompecabezas imposible de armar en poco tiempo y mas imposible armarlo con tiempo de sobra… El tiempo de sobra aquí es para aprender que los buenos mojitos se hacen con limón recién exprimido y que no deben de costar más de 2 CUC, que vale la pena fumar un habano rolado por un guajiro en pleno valle de viñales, que se puede conseguir la botella de agua mas barata caminando un poquito mas lejos, que no cualquier músico es creador de “buena vista social club” y que mas vale conseguir un maestro de salsa que “si le sepa”.

Pero sobretodo el tiempo de sobra es para aprender que a pesar de que el rompecabezas no este completamente armado y probablemente nunca lo este, se puede vivir con lo que hay en la cajita y con lo que se trata de inventar con ella si es que se es un poco creativo, así sea, lo mas probable…solo, un castillo de arena…

Ir a “Tratando de entender a Cuba (parte 2)

Tienes que leer

También te puede gustar  Majahual : 3 italianos y 40 Cañones

2 COMMENTS

LEAVE A REPLY