Las políticas anti-inmigratorias del presidente Donald Trump se han recrudecido a lo largo de los meses. Las llamadas “ciudades santuario” han sido atacadas y amenazadas con sufrir importantes recortes presupuestarios si no colaboraban con las autoridades de Aduana. Texas ha sido uno de los estados atacados y por eso su gobernador decidió firmar un proyecto que atenta contra los inmigrantes.

En días recientes, el gobernador de Texas, Greg Abbott, firmó el proyecto de ley SB4, conocido también como “enséñame los papeles”, que autorizará a la policía para que pregunte a cualquier persona sobre su status migratorio. Lo grave del caso es que esto puede ocurrir bajo cualquier circunstancia, como durante una parada de rutina en el tráfico o una queja por ruido.

ACLU
ACLU

Ante este panorama, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) emitió una “alerta de viaje” para cualquier persona que vaya a Texas después de la aprobación de la SB4.

Texas

“La meta de ACLU es proteger a todos los texanos y a todas las personas que viajan por Texas -independientemente de su estatus migratorio- del acoso ilegal por parte de las fuerzas del orden”, dijo Lorella Praeli, directora de políticas y campañas de inmigración de ACLU.

“Texas es un estado con profundas raíces mexicanas y hogar de inmigrantes de todos los sectores de la vida. Muchos de nosotros se ajustan al perfil racial que la policía de Texas usará para hacer cumplir la fuerza de deportación draconiana de Trump “, agregó Praeli.

Aunque la ley texana no surte efecto hasta el 1 de septiembre de 2017, ACLU ha emitido la advertencia, ya que teme que la policía pueda comenzar a preguntar sobre el estatus migratorio desde ya.

También te puede gustar  Kultur 2016: Espectáculo de Luz y Sonido en Teotihuacan

Nota publicada originalmente en: vivanoticias.net

Foto: CrackerClips Stock Media / Shutterstock

LEAVE A REPLY