Por Luisa Fuentes | Editor: Vinicius Covas

El cambio climático nos ha traído consecuencias graves que ponen en peligro el futuro de nuestro planeta y nuestra existencia en él. El derretimiento glaciares, cambios en los ecosistemas y la desaparición de especies animales, son algunas de las consecuencias más graves del cambio climático. Ahora, un informe publicado por el gobierno australiano, reporta la situación de la Gran Barrera de Coral como “muy grave”, debido al acelerado blanqueamiento de corales.

La Gran Barrera de Coral de Australia se está muriendo. Ya hace unos 5 años que este gran arrecife padece un fuerte blanqueamiento provocado por el aumento de la temperatura del mar, la cual afecta la frágil vida de los corales.

Como Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1981, La Gran Barrera de Coral, situada al norte de Australia y con una extensión mayor al territorio total de Reino Unido,  es considerada como una de las 7 maravillas del mundo. Los hermosos y delicados arrecifes de coral albergan millones de distintas especies marinas y son fundamentales para nuestra propia supervivencia. Su función más básica, pero de vital importancia, es la de proteger la costa de Queensland, Australia. Los arrecifes son un gran amortiguador y pueden absorber las poderosas olas de tormentas tropicales y protegen de los daños a muchos pueblos que bordean la costa.

Los corales son seres vivos brillantes y coloridos debido a unas algas microscópicas llamadas zooxantelas que viven dentro de estos. Las algas y los corales viven en una relación simbiótica ayudándose mutuamente a sobrevivir. Sin embargo, cuando la temperatura del océano sube drásticamente, los corales se estresan y expulsan las algas. Si las temperaturas permanecen altas, el coral no permitirá que las algas regresen y morirán. .

El blanqueamiento de los corales es una crisis global, causada por el aumento de las temperaturas oceánicas impulsadas por la contaminación por carbono. La contaminación del agua, la sobrepesca y el desarrollo costero están afectando a los arrecifes de coral a nivel local, mientras que la contaminación de carbono amenaza a los arrecifes en todo el mundo.

Sussan Ley, ministra del Medio Ambiente Australiano, afirmó que el arrecife ha sido golpeado por dos blanqueamientos masivos en los años 2016 y 2017, causando la muerte de dos tercios del arrecife norte de la Gran Barrera. Se advierte que la complicada situación no mejorará a menos que haya una acción nacional y global urgente para abordar la crisis climática y si no se toman medidas urgentes para proteger la vida del coral, su situación en los próximos años será crítica.

Sin embargo, no todo son malas noticias… El gobierno de Australia anunció que se destinarán más de 500 millones de dólares australianos para restaurar y proteger la Gran Barrera de Coral, amenazada por el cambio climático.

No perdamos de vista que podemos tomar parte en la solución. ¡Reconsideremos nuestros hábitos y protejamos nuestro planeta y las maravillas que este nos regala!

   Enviar artículo en formato PDF   

LEAVE A REPLY