Desde 1961, El Chepe, conocido como el ferrocarril que va de Chihuahua al Pacífico, se interna diariamente entre los majestuosos paisajes de la Sierra Madre Occidental, hasta la zona donde se conjugan los rasgos más importantes de la historia y el folclor de la cultura Tarahumara: las Barrancas del Cobre, nombre dado según las crónicas, por las antiguas minas de cobre ubicadas en el fondo del Cañón de Urique.

preparando-las-maletas-1

 

Cuatro veces más grande que el Cañón del Colorado, este grandioso paisaje mexicano sirve de fondo a uno de los recorridos más bellos del mundo, donde la emoción de ir montado en el tren, te hará vivir la experiencia visual más increíble, pasando por 37 puentes, entrando y saliendo de 86 túneles, para – literalmente – atravesar la agreste geografía de la Sierra Tarahumara viendo ríos, acantilados impresionantes cascadas, una vasta vegetación donde predominan los esbeltos pinos, nieve en algunos tramos; si te paras entre vagón y vagón en la puerta baja del tren, sientes el aire correr por tu cara, esperando emocionado descubrir el siguiente paisaje para sacar las fotografías más increíbles, con el espíritu feliz por lo fascinante del recorrido, además de compartirlo en compañía de otros viajeros.

En sí, una obra maestra de la ingeniería mexicana y el único tren de pasajeros que transita desde Chihuahua hasta los Mochis o viceversa. Lo mágico de este viaje, es conocer las bellezas naturales que existen cerca de las principales estaciones, donde bajas para mirar un espectáculo del cañón que te deja sin aliento, te dispones a comprar alguna artesanía tarahumara, o comes algún antojito mexicano, además de contemplar a las mujeres rarámuris tejer la palmilla con habilidad para crear un sin fin de cestas, bolsas, adornos y otras manifestaciones de creatividad.

preparando-las-maletas-9

El Chepe, está considerado como uno de los 10 recorridos ferroviarios más importantes del globo. Tiene la capacidad de llevarnos a través del tiempo, al pasado,  cuando el tren de pasajeros no era algo raro en el país; y como medio de transporte es un deleite utilizarlo, ya que te permite observar sin preocupaciones el hermoso paisaje, lo más abrupto de las cumbres de la sierra, que de otra forma sería difícil de apreciar, y nos regresa al presente en sus confortables y amplios asientos.

A bordo del Chepe, se recorren aproximadamente 650Kms., partiendo desde el nivel del mar en los Mochis, para luego alcanzar hasta los 2,500mts. sobre el nivel del mar rumbo a Chihuahua, recorrido que dura alrededor de 14 horas si lo haces continuo, porque te permite con el mismo boleto, bajar en cualquiera de las paradas básicas, y permanecer una o varias noches ahí explorando los alrededores con cierto grado de libertad.

Sus dos clases, la Primera Plus y la Económica, lo hacen accesible para cualquiera que guste transitarlo, es seguro y cuenta con restaurante, bar y sanitarios. Nosotros llegamos vía aérea a Chihuahua, donde nos encontramos con que no existe el tráfico en sus calles, más bien se respira una vida provincial tranquila, amena y llena de historia. Allí pudimos visitar la Casa de Pancho Villa; que resultó muy interesante, con la lista de sus más de 20 esposas, artículos personales que le pertenecieron, el coche donde fue acribillado, fotografías, etc.

preparando-las-maletas-1

Visitamos el precioso e impactante Palacio de Gobierno, con un mural pintado por Aarón Piña Mora, del que plasmó la historia de Chihuahua en las paredes de este hermoso recinto, labrado en cantera ocre, con inmensos arcos y un grandioso patio central, lugar donde fuera fusilado el Padre de la patria Don Miguel Hidalgo y Costilla.

La Quinta Gameros, una casa que luce esplendorosa y te invita a recorrerla. Con torreones, esculturas, columnas, bóvedas y pináculos tallados en cantera y un majestuoso interior, disfrutas ver el mobiliario y la decoración puramente “art nouveau”, que fue producto del amor del rico minero Manuel Gameros hacia su prometida Elisa Müller, a quien pensaba regalársela, sin embargo, cuando la casa fue terminada, Elisa con quien ya se había casado, muere, y ese mismo año, 1910, al estallar la Revolución Mexicana, la familia Gameros tiene que huir del país.

preparando-las-maletas-2

Para 1913, la casa es intervenida por las fuerzas revolucionarias, hace las veces de residencia oficial y privada de Venustiano Carranza, y más tarde Francisco Villa la ocupa como cuartel general.
Ya al volver la calma al país, los descendientes de la familia Gameros la habitan de nuevo, y posteriormente el gobierno la adquiere para iniciar actividades docentes de la Universidad de Chihuahua ahí, para en 1958 convertirse en hermoso Museo.

Ciudad Cuauhtémoc, de antiguo nombre Chocachi “lugar de sombra o descanso” en tarahumara, y que en 1927 cambiara su nombre para recibir el del último emperador azteca, Cuauhtémoc; es ciudad famosa por las comunidades Menonitas ahí asentadas, se localiza a 104 kilómetros de Chihuahua, con una carretera bella en su andar, donde puedes apreciar los campos de avena que siembran, y visitar sus casas de adobe de tierra colorada, con madera y techos a dos aguas de estilo alemán que nos remontan a las antiguas villas europeas, y mirar sus coloridos huertos de manzanas, uno de los productos menonitas por excelencia que van a las mesas de todo el país por su exquisito sabor y aroma, y que son el pilar económico del estado.

También visitamos una quesería menonita, donde los estándares de calidad son tan altos que con su queso chihuahua “Sello de Oro” han  llegado hasta la Casa Blanca, además de otros productos lácteos como la crema y la mantequilla que se distribuyen a nivel nacional e internacional.

preparando-las-maletas-3

preparando-las-maletas-2

Creel, pueblo mágico; llamado así por su aspecto limpio, agradable y por las inigualables aventuras que inician en sus alrededores, es un pintoresco poblado con gran variedad de atractivos turísticos, y punto de partida para entrar al mundo de la cultura tarahumara y las Barrancas del Cobre.

Esta población de tejados de dos aguas y rodeada por bosques de pinos, actualmente depende del comercio y el turismo, y lleva su nombre en honor a Don Enrique C. Creel gobernador en 1907, año en que llegó la vía del Ferrocarril Kansas City-México y Oriente.

Llegar a Creel (antes llamada Rochivo en tarahumara) desde Chihuahua, lo haces por una sinuosa carretera, y que para recorrer los 247kms, nos tomó varias horas, y por ser Octubre, con mucha lluvia, pero gracias a nuestro guía estrella pudimos lograrlo sin problemas.

En Creel se ha hecho famosa la practica de bicicleta de montaña, el municipio cuenta con una gran cantidad de rutas perfectamente señalizadas, hay hermosos paisajes y diversos grados de dificultad que van desde senderos para principiantes, hasta los caminos de terracería de descenso a las Barrancas.

preparando-las-maletas-8

En materia de rapel y escalada de roca, Chihuahua ofrece inmejorables escenarios para las práctica de estos deportes en el corazón de la Sierra Tarahumara.

Parque Nacional Cascada de Basaseachi, bajo plena lluvia y en absoluta soledad, bajamos a admirar la belleza sobrecogedora de este parque, que en lengua tarahumara significa “Lugar de Cascada o de Coyotes”, localizado entre imponentes montañas y hermosos bosques de pinos. Ahí admiramos la CASCADA DE BASASEACHI, con una caída de agua de 246mts, un angosto pero bellísimo hilo blanco que se precipita verticalmente hasta el fondo de la Barranca Candameña, (de 1750m de profundidad), siendo la segunda cascada más alta de México, cuarta de América Latina y la número 26 a nivel mundial.

preparando-las-maletas-4

El espectáculo es más que maravilloso, donde nada más que la plena naturaleza inunda los ojos de placeres sublimes, un atractivo natural único.

Además de la increíble vista, se debe destacar que Basaseachi ofrece una experiencia única en la vida para los que se atreven a caminar hasta el fondo de la barranca, donde el agua que rebota después de su larga caída, hace un estruendo mayúsculo que arroja una potente brisa que se intensifica mientras te acercas. Es un reto y una experiencia natural hermosa pero demandante, por requerir de una muy buena condición física. ¡Atrévete a vivirla!

A 8kms más de ahí está la Cascada de la Piedra Volada; de 453mts de caída, la más alta de México y frente a ella se encuentra la Peña del Gigante, un monolito que cuenta con la pared de piedra totalmente vertical más alta de México, de 885mts., un reto para aquellos que gustan del Turismo de Aventura.

Lago de Arareko, qué apacible y grato es estar frente a él, es un bellísimo lago con aguas cristalinas, bordeado de rocas, pinos y encinos, donde la gente acostumbra acampar, practicar la pesca, pasear a caballo, en lancha o canoa, o hacer algún deporte acuático, además de que Arareko es un pueblo de conocida tradición rarámuri, que significa “de pies ligeros”, llamados así por su fortaleza física, porque son capaces de correr hasta 60kms sin agotarse en carreras de campo traviesa en la sierra.

preparando-las-maletas-5

Un poco más adelante, a 8km. de Creel , visitamos San Ignacio de Arareko, el Valle de los Hongos, Las Ranas y de Los Monjes, un vasto valle de paisaje alpino con 20,000 hectáreas de bosque y montañas que incluyen a estos tres valles de sorprendentes y extrañas formaciones rocosas por las que puedes caminar y fotografiarte, y que llevan esos nombres porque asemejan esas impactantes figuras. Por mencionar las de los monjes, son columnas de roca de entre 40 y 50mts. de alto, y con el resto te diviertes buscando enormes hongos y ranas.

preparando-las-maletas-7

preparando-las-maletas-6

Tras un hermoso día en San Ignacio de Arareko, nos hospedamos en el Hotel Quinta Misión para salir al día siguiente en el Chepe rumbo a Barrancas del Cobre; donde llegamos a la estación Divisadero por espacio de 15 minutos para admirar la belleza del cañón, mezclados entre rarámuris y paseantes de distintas partes del orbe.

Simplemente esplendoroso, no quieres marcharte, pero el pitido del tren te fuerza a regresar para seguir adelante. Divisadero es uno de los puntos más altos y famosos de la ruta, cuenta con los mejores miradores de la Barranca de Urique; donde es posible apreciar hasta 1,200mts de profundidad. El más famoso y que visitamos, es el de Piedra Volada, ubicado en una enorme saliente que tiene en la parte superior una roca redonda a la cual se suben guías y atrevidos visitantes para balancearla de un lado al otro.

Seguimos nuestro viaje y a tan solo 4kms de Divisadero llegamos a Posada Barrancas alrededor de la 1.30hrs. La emoción nos embargaba desde la forma en la que llegas a la estación. Bajas con tus maletas entre durmientes y piedras, artesanías y antojitos mexicanos, y a unos pasos ya nos esperaban para trasladarnos al Hotel Mansión Tarahumara “El Castillo”, pero luego de registrarnos cual fue nuestra sorpresa de camino a la habitación; un largo pasillo que serviría de marco para contemplar sin prisas ni pitidos de tren una soberbia obra de la naturaleza, la más espectacular y extraordinaria vista de las Barrancas del Cobre a nuestros pies.

Nos quedamos de nuevo sin aliento, la majestuosidad del paisaje nos invitó a estar ahí sentados en absoluto silencio, solo queríamos ver, recorrer con la mirada montaña tras montaña, dejarnos seducir por tanta belleza, pensar que solo un Todopoderoso pudo crear algo así.

Más tarde, después de una rica comida casera y acompañados de un grupo menonita, nos dispusimos a hacer una caminata guiada por la orilla de la barranca, disfrutando de hermosas vistas, y de entrar en contacto con algunos rarámuris que viven en las cuevas o en las hendiduras de las enormes rocas de las sierra, y venden sus artesanías de palmilla por los senderos. Una rica experiencia!

preparando-las-maletas-10

Pero la experiencia no se quedó ahí, lo más emocionante aún estaba por venir, conocer y vivir el Parque de Aventura de Barrancas del Cobre; un atractivo turístico único, con el Teleférico más impresionante del mundo y la red de Tirolesas más bellas y emocionantes que jamás hayan sido construidas. Con una inversión de 320 millones de pesos por parte de la Secretaría de Turismo del estado de Chihuahua y la participación de una empresa austriaca líder a nivel mundial en el diseño, fabricación e instalación de teleféricos, este teleférico con capacidad para 60 personas, cuenta con 2 sistemas, el primero de nombre VAIVÉN, que es una cabina que va en un sentido y simultáneamente otra cabina que va en sentido contrario. El teleférico te permite descender la Barranca del Cobre desde 2,400 metros de altura sobre el nivel del mar a aproximadamente 800 metros, que es el fondo de la barranca, y estamos hablando de una longitud de 3kms de cable sin torres intermedias que recorres en 10 minutos, disfrutando de las vistas panorámicas a ambos lados más asombrosas e impactantes.

Una excelente opción para quienes no gustan de la velocidad, el vacío y  la adrenalina de ir a la ruta de las tirolesas, o para los ciclistas que hacen uso del mismo para llegar al sitio donde iniciarán su recorrido.El asombroso Parque cuenta con un sistema de tirolesas de los más largos del mundo, permitiendo vuelos con alturas de hasta 400 metros y a una velocidad de 65 a 110kms por hora.

Cinco kilómetros de longitud total, repartidos en 7 saltos y 2 puentes colgantes a los que vas amarrado para estar completamente seguro, que pasan por encima de la comunidad rarámuri de Bacajípare y que se encuentran después de las tirolesas 1 y 3. El recorrido es más que cargado de adrenalina, luego de comprar tu boleto, caminas al área donde te asignan un guía local, quien te da capacitación obligatoria, te pone un arnés revisando que esté cómodo y seguramente apretado, un casco para rappel, unos gruesos guantes de cuero y una mochila a tus espaldas que contiene el equipo que estarás cargando para usarlo mientras te deslizas a lo largo de todo el trayecto.

Yo tuve la fortuna por así solicitarlo, de estar acompañada por un maravilloso guía en cada salto, lo que hizo mi recorrido más seguro y placentero, de otra forma entre los abismos y las velocidades a las que te encuentras y que pueden superar los 80km por hora en el tramo más largo que es de 1,113mts, antes de la leve subida del final, no sé si lo hubiera logrado, pero si te digo que vale el esfuerzo porque era como volar y dejarte llevar por mil emociones que recorren tu alma y tu cuerpo en ese momento.

De hecho en uno de los tramos me explicó el guía que por poco peso, postura poco aerodinámica o por ir en contra del viento, era probable no llegar a la plataforma del otro lado, pero que no me preocupara que “remaríamos” o sea nos deslizaríamos con las manos por el cable hasta llegar a la base. Aunque nos pasó, afortunadamente solo son unos cuantos metros para alcanzar el otro lado, eso también le dio un toque de emoción distinta a la experiencia. Así el recorrido dura entre una plataforma y la otra cerca de 2hrs, y el participante regresa cómodamente a bordo del teleférico al sitio donde empezó el trayecto.  En paralelo, 2 gruesos cables de acero trenzado atraviesan los abismos, de tal manera que 2 personas a la vez inician la bajada para tomar sentados una aceleración de aproximadamente 135kms por hora. Esta es una de las tirolesas más largas del mundo, la famosa Zip Rider que mide 2,550mts de longitud. Atrévete a vivirlo!!

El parque cuenta también con una vía ferrata; que es un itinerario que te permite llegar seguro a zonas de difícil acceso para senderistas o personas no habituadas a la escalada, y cuenta con todo el equipo que demanda ese deporte extremo. La vía ferrata consta de rappel iniciando con un descenso de 48 mts., para continuar con semi-escalada en roca, pasando por 4 puentes colgantes, gruta y hacer un “Salto de Tarzán”. Después un puente de un solo hilo con 2 líneas de seguridad y escalada en línea vertical para finalizar la experiencia.

El parque tiene un restaurante con espectaculares terrazas y piso de cristal, senderos para caminar, renta de bicicletas, una tienda de  souvenirs y juegos para los niños más pequeños.

Una bella experiencia donde hacer una parada obligada y pernoctar antes de seguir a la siguiente estación del Chepe será altamente recomendado. Nuestra siguiente estación fue Cerocahui, desde ahí puedes observar el Mirador Cerro del Gallego, la barranca más profunda del complejo, también conocida como la Barranca de Urique, ya que en el fondo se puede apreciar el mágico pueblito de Urique y a su lado el grandioso río que desde lo alto pareciera ser un pequeño arroyo.

Seguimos a El Fuerte, un pueblo mágico y colonial que pertenece al norte del Estado de Sinaloa y en el que las casas tienen enrejados de hierro fundido y añejos portones o sus callecitas son empedradas con hermoso adoquín rojizo y caseríos del siglo XIX. En el centro del pueblo, podrá apreciar el atractivo quiosco, el Palacio Municipal que es hermoso y la Casa de Cultura. Se dice que en este lugar nació en 1795, el legendario “Zorro”, Don Diego de la Vega, algunos dicen que vivió los primeros 10 años de su vida en este lugar.

Tuvimos oportunidad de hospedarnos en el Hotel Posada del Hidalgo, que es una hermosa mansión de estilo colonial llena de historia,

muebles antiguos, museo, jardines tropicales con una escultura del zorro en el centro, una palapa bar, alberca, Spa y restaurant que por la

noche ofrece un show del zorro donde invita a bailar a muchas chicas, muy agradable!

Otro de los atractivos es el Fuerte Militar, que dio nombre al lugar. Inició su construcción en 1608 debido a la agresividad de los indígenas

que entraban en conflicto con los asentamientos españoles. La construcción con una dimensión aproximada de 100mt2 y una altura de sus paredes de 7mts, actualmente es un museo y en la parte de arriba tiene la vista más espectacular del Río Fuerte.

Los Mochis, nuestra última parada del Chepe. Nos inunda la nostalgia de haber dejado atrás kilómetros de bellos bosques, vistas inigualables, ríos, cascadas, el puente más largo de 499mts, un túnel de 1,838mts y un escarpado territorio que nunca ha sido domado para construir carreteras; ha terminado el clima boscoso y el traqueteo del tren nos acercó ya al mar que está a tan solo 23kms de los Mochis.

Bajamos con esa sensación de “no quiero que se termine la experiencia”, por eso y por mucho más el Chepe ha sido catalogado como uno de los 10 recorridos en tren más espectaculares del mundo.

Los Mochis nos ofreció una estancia en Ibis, un bonito y moderno Hotel donde por último tuvimos oportunidad de ir en balsas a un paseo por el Río Fuerte, donde un guía local nos llevó a conocer la flora y fauna del lugar. Un apacible paseo para despedir este hermoso viaje.

preparando-las-maletas-1

Planea tu viaje, y recorre en tren las Barrancas del Cobre, estarás pleno y satisfecho.

ASINTUR nos organizó el viaje, nosotros preparamos las maletas para la siguiente aventura!

   Enviar artículo en formato PDF   

LEAVE A REPLY