Mi querida tierra de flores, flotas en las chinampas y en las antiguas pasiones. Mi querida tierra de colores y fiestas, paseas con la banda y con sus sones por las calles y por las trajineras.

– Jessica Adriana Gómez Rosas

 

Cuenta la historia que una de las siete tribus nahuatlacas en 1352 que salieron de la mítica Chicomostoc, para fundar Xochimilco, dicha palabra es un topónimo de origen náhuatl. Deriva de las palabras xochi- (flor); mil- (milpa, campo cultivado); y -co (locativo). Por lo tanto, la palabra Xochimilco, se puede traducir como: ‘En la tierra sembrada  de flores’ o ‘Campo de flores´.

El trazo de los canales del lugar tiene como eje directriz las canoas o chinampas, ya que inspiradas en ellas, la zona adquiere una forma urbana ortogonal análoga a la de la Ciudad de la Gran Tenochtitlan.

preparando-las-maletas-xochimilco1

Las Chinampas siempre se colocaban sobre raíces de ahuejotes, (árboles de la familia de la salicácea); se utilizaban para transportar alimentos, utensilios o personas. ¡Qué hermoso medio de transporte, eran las canoas, ejemplo de un  modelo ecológico y de armonía con la naturaleza).

La ampliación de Xochimilco se suscitó porque los mexicas  obligaron a los xochimilcas a edificar la gran Calzada de Iztapalapa (actualmente Tlalpan). También  les ordenaron  edificar su pirámide principal.  Era tan perfecto el sistema hidráulico de Xochimilco que Los españoles lo utilizaron para la subsistencia de  la capital de la Nueva España durante el virreinato.

A finales del siglo XVl, Los franciscanos edificaron en Xochimilco  el quinto de sus conventos. En  1891 el hacendado  Íñigo Noriega, fundó  una vía de pequeñas embarcaciones  de  barcos de vapor. La terminal era  Xochimilco, pasaba  por Iztacalco, y el Paseo de la Viga. Su costo era  12 centavos por viaje.

Xochimilco tuvo un papel relevante durante la Revolución Mexicana ya que  en el  territorio que lo conformaba, se reunieron Villa y Zapata (Dos figuras relevantes en la insurrección contra el gobierno de Porfirio Díaz.)

Xochimilco por primera vez dimensionó sus virtudes turísticas aproximadamente entre los años de  1910 y 1920.  Para magnificar la belleza que podía dar a conocer, fundó el bosque de Nativitas y el vivero de árboles. El once de diciembre 1987, fue reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la humanidad. Desde 1970 formó parte del paisaje urbano cuando se extendió la avenida División del Norte y se construyó el anillo Periférico

Dos notables personajes habitaron Xochimilco en épocas complejas, fueron: Juan Badiano (1484-?) traductor al latín del Catálogo de Hierbas Medicinales Mexicanas (Códice Badiano), escrito por el médico indígena Martín de la Cruz; y el notable pintor Francisco Goitia (1882-1960), quien  trabajó con denuedo hasta su muerte para mejorar las calles y avenidas del poblado.

preparando-las-maletas-xochimilco1

 Sus Fiestas

Entre las conmemoraciones más relevantes que podremos vivir en Xochimilco  son:   la de Xaltocan, de la Santa Cruz, el concurso de La Flor más Bella del Ejido, entre otras.

Uno de los espectáculos más  afamados y visitados por turistas nacionales y extranjeros es el que se lleva a cabo vísperas del 1 y 2 de noviembre  (festividad dedicada a los muertos). El espectáculo sobre La leyenda de la Llorona, surge con el objetivo de difundir las riquezas naturales de flora y fauna de Xochimilco y busca propiciar el rescate permanente  de la herencia histórica, artística y cultural de la región. En la puesta en escena de La Llorona,  se conjuntan teatro, danza  y música.  El espectáculo se  realiza sobre un escenario natural compuesto por canales y chinampas. Las peculiaridades del escenario, el carácter atemporal de la historia, representada por la precisión estética de los artistas que participan; permitirán que te sientas envuelto en una atmósfera  en la que el presente y el pasado se convierten en un solo momento.

preparando-las-maletas-xochimilco5

Recomendaciones:

En la antigua ciudad  hallarás un quiosco pintoresco revestido de teja  que está en medio del bello Jardín Juárez. Parte del encanto de la plaza  es un longevo y gigantesco ahuehuete  de  aproximadamente 2,000 años y 35 metros de diámetro en su fronda.

La Capilla de San Juan data del siglo XVII y fue edificada con fragmentos arqueológicos prehispánicos.

En la calle Benito Juárez podrás apreciar algunas casas de la época porfiriana.

En los años cincuenta del siglo pasado se construyó El Mercado de Xochimilco. No te lo puedes perder, porque ahí  conocerás una propuesta variada de plantas y flores y podrás degustar alimentos frescos y naturales de la cocina mexicana.

Para los amantes de los libros Xochimilco es lugar ideal, ya que cuenta con veinte bibliotecas públicas, de las cuales la mayor es la Biblioteca Central Delegacional, ubicada en el centro histórico de Xochimilco. Las escuelas públicas están dirigidas por  la UNAM;  así que también tienen bibliotecas abiertas a todo el público.

preparando-las-maletas-xochimilco4

Otra propuesta que no podrás desdeñar al visitar Xochimilco, es el Museo Dolores Olmedo Patiño, situado en lo que alguna vez fue la Hacienda La Noria. Exhibe una  sobresaliente colección de obras de artistas de renombre internacional, como: Angelina Beloff, Frida Kahlo y Diego Rivera. En su interior también podrás contemplar más de 600 objetos prehispánicos y orfebrería tallada en madera. Parte del museo lo conforma un extenso y bello  jardín en el que podrás contemplar con embeleso fauna endémica del lugar, como pavorreales y xoloizcuintles (o perros mexicanos) genuinos que te  trasportarán a tiempos inmemoriales. Cerca de este museo está ubicado el Foro Carlos Pellicer, que se utiliza permanentemente para montar obras de teatro. La ENAP-X, espacio abierto a todo el público, tiene una galería de arte en la que se exhiben obras de artistas plásticos.

 

Cuando decidas disfrutar de una parte de la Cuidad de México que aún conserva su acento milenario y sus lazos íntimos con la naturaleza visita  Xochimilco. En pareja, con amigos o en familia sube a una  Chinampa y  deléitate con un  paseo inolvidable,  por los canales de Xochimilco.

 

¡Así que a preparar las maletas para que nuestros sentidos se embarguen de un paisaje acuático en el que navegarás en ríos tranquilos sobre chinampas policromáticas, al son de la  música vernácula que canta engalanada con el susurrar de la naturaleza¡

 

   Enviar artículo en formato PDF   

LEAVE A REPLY