De las cocinas del mundo, la gastronomía española goza de prestigio internacional por su diversidad y exquisitas recetas.

Cada región tiene un encanto en sus platillos, y el Transcantàbrico en su ruta por Galicia, Asturias, Cantabria, el Paìs Vasco, Castilla y León, se galardonea por satisfacer a los paladares màs exigentes con las creaciones de sus afamados chefs, tanto a bordo del tren como en los màs renombrados restaurantes regionales.

preparando-las-maletas-renfe-el-transcantabrico-18

Este prestigio universal, lo ha ganado gracias a las materias primas de primerísima calidad que utiliza, asì como los sabores de la cocina tradicional que se pueden degustar en cada localidad.

Por las mañanas, luego de un sueño reparador y un tranquilo despertar al escuchar tañir una campanilla que un miembro de la tripulación hace sonar por los pasillos a las 8am en punto, nos aguardan los desayunos-buffet que son servidos en cualesquiera de los coches salòn del tren, y que incluyen cafés, tès e infusiones, leche, yogurts, zumos, aguas, vino y refrescos.

Por otro lado, puedes elegir entre una selección de tostadas o sandwiches que puedes combinar con aceite, mantequilla, tomate, jamòn y mermeladas, o unos ricos canapés de salmòn ahumado o jamòn ibérico, o màs aùn tener un desayuno completo con los sabrosos omelettes y huevos al gusto que puedes combinar con salchichas, tocino, champiñones o queso.

preparando-las-maletas-renfe-el-transcantabrico-16

Y para terminar, las delicias del dìa, ese sabor dulce de los sabrosos panecillos.

Mientras llega el momento de iniciar la jornada antes de las 10am, podràs leer la prensa local, nacional o internacional, algún buen libro, hacer nuevas amistades o compartir con tu pareja la emoción de llegar y descubrir lo que cada región tiene para cada uno de nosotros.

Desde que inicia el recorrido en el Transcantàbrico y según vamos avanzando, el arte de comer en cada nuevo sitio se vuelve una experiencia inolvidable, cada lugar es perfecto para relajarse mientras se come, conocerse, convivir, asì como descubrir la diversidad y el sabor autèntico de nuevos alimentos.

Galicia con 4 provincias, situada entre el Mar Cantàbrico y el océano Atlàntico, es la tierra màs verde y marinera de España, su paisaje està salpicado de pequeñas aldeas, pazos (que son casas solariegas gallegas en el campo), y hórreos ( graneros).

El rasgo caracterìstico de su costa son las rìas (brazos de mar que se introducen en el litoral) y debido a ello, la principal actividad económica de Galicia es la pesca y la industria conservera.

preparando-las-maletas-renfe-el-transcantabrico-14

La base de su cocina el marisco y el pescado, además de una treintena de productos con denominación de origen donde se producen, transforman y se elaboran los productos).

Como ejemplo de sus mejores platillos estàn el Lomo de Sardina en mayonesa, el Caldo gallego, el Pulpo a la gallega con papas, la exquisita Parrillada de mariscos (con percebes, nécoras, almejas, centollos y vieiras a la gallega), la Merluza del pincho a la gallega, los potes, las carnes, y para cerrar con broche de oro la Queimada con Conxuro (que es una mezcla de aguardiente, azúcar y granos de café, a la que se prende fuego y mientras se consume y se remueve, se recita el famoso “conxuro”), la tarta de Santiago, famosa en toda la comunidad autónoma por su sabor dulce y almendrado y las filloas rellenas de crema y manzana.

Todos los menùs incorporan café, bebidas, aguardientes, licores y una cuidada selección  de vinos que armonizan perfectamente con cada comida o cena.

A lo largo de nuestro recorrido, llegamos a Asturias, una de las regiones con las màs escarpadas y abruptas montañas de España que, bañada por el mar Cantàbrico, conserva esplèndidos paisajes que van desde el bello azul de sus costas, el verde de sus prados y el blanco de las cumbres de los Picos de Europa.

Asturias tiene fama por sus carnes, degustar el delicioso Solomillo de Vaca Asturiana, la Terrina de Cordero, y la muy afamada Fabada Asturiana hecha a base de alubia blanca , morcilla, chorizo , tocino y cerdo, hacen de estos platillos algo digno de saborear.

preparando-las-maletas-renfe-el-transcantabrico-06

De sus pescados tìpicos, el Besugo, el Pixìn o Rape, el Lomo de Lubina, el Cabracho o los Erizos de mar, son lo mejor.

Y para llevarlo a la mesa como elemento fundamental de la gastronomía asturiana, y de elaboración artesanal, en medio de una extensa variedad de 42 quesos, tenemos al rey, Cabrales, curado en cuevas húmedas para dotarlo de sus tìpicas manchas azules y su sabor especial.

Cabe destacar también, el Escancie de la Sidra, un rito de casi un siglo y medio de antigüedad que a diferencia de otras bebidas que se vierten directamente en el vaso, la sidra-elaborada con el mosto de manzana prensado y fermentado-se sirve haciendo caer un hilo de lìquido de la botella desde cierta altura, de modo que al golpear el vaso “rompa la sidra” y se oxigene.

Sus dulces con rellenos de almendras, nueces o avellanas una delicia al paladar!

Cantabria con una personalidad montañosa por un lado, marinera a lo largo de toda su costa y con campos y valles, la sitùa con una riqueza especial, además de ubicarla en el puesto número uno en el mundo en cuanto a yacimientos prehistóricos se refiere con las Cuevas de Altamira.

Su cocina dispone de un amplio menú de materias primas gracias a su situación geográfica.

Entre los productos màs sobresalientes están los “quesucos”, que son quesos de tamaño pequeño que se elaboran con leche de vaca, oveja o cabra, sus carnes usadas en el Cocido Montañès como la carne de la raza Tudanca y Monchina, y la Carne de cerdo, asì como sus conservas y los famosos pescados y mariscos del Mar Cantàbrico como la Merluza, las Anchoas, las Rabas o Calamares fritos y las Navajas, moluscos afamados por sus propiedades nutritivas y calidad gastronómica.

preparando-las-maletas-renfe-el-transcantabrico-15

De sus postres la Miel de Lièbana, las Corbatas y los Sobaos, hechos a base de azúcar, mantequilla y huevos.

Y por último, el mejor aguardiente artesanal reconocido en todo el país, el Orujo de Potes de especial sabor y refinado aroma.

Y para terminar, Castilla y Leòn, una cocina rica en productos y tradición.

Destaca por los platos de cuchara y asados, las legumbres, los vinos, los embutidos y la reposterìa, sin olvidar las famosas tapas que se sirven gratis con las bebidas.

Por mencionar algunos platillos tìpicos, la exquisita Sopa Castellana, el Chorizo, que es el rey de los embutidos, la Cecina de chivo o vacuna, el suave y delicioso Lechazo asado en horno de leña, los Pimientos del Bierzo, de los mejores tesoros de la zona que se sirven asados, el Queso de Valdeòn y 2 grandes variedades de vino el Prieto Picudo y el Mencìa.

Y para cerrar este recorrido por estas latitudes, Las Mantecadas de Astorga y los Nicanores de Boñar, auténticos postres del siglo XIX que en 1850 inician su comercialización.

Buen provecho y que lo disfruten.

Tienes que leer

También te puede gustar  Giacomo Casanova y el Carnaval de Venecia ¿Qué tienen de atractivos?

LEAVE A REPLY