Los drones, han ganado mucha popularidad en los últimos años, facilitando muchísimas actividades como la entrega de paquetes, vigilancia, grabaciones cinematográficas, espionaje, incluso son usados como juguetes de entretenimiento. Estos vehículos no tripulados son un gran invento, ¿no?

Pues Sam Foreman pensó lo mismo, solo que él decidió quitarle el “NO” al tripulado y decidió usar estos pequeños drones para salir de pesca. Este hombre australiano junto con ingenieros de la tienda UAV Me, una distribuidora australiana de drones, construyeron un “multicóptero” con varias hélices capaz de elevar a un hombre sentado en una silla, cargando una cerveza y una caña de pescar.

Este video grabado en Upper Coliban, Australia, fue subido por la cuenta de Facebook de UAV Me y nos muestra las pruebas que realiza el sujeto antes de sentarse en la silla para ser elevado varios metros sobre el agua con su cerveza en una mano y su caña de pescar en la otra para finalmente regresar victorioso y a salvo a la orilla con su pesca. Como era de esperarse, el video se hizo viral rápidamente y las autoridades no tardaron en notarlo…

A pesar de que los drones son usados con gran facilidad en todas partes, hay muchas leyes en en Australia bajo las cuáles las autoridades de Seguridad de Aviación Civil regulan el uso de estos vehículos, por lo que UAV Me y Sam Foreman se encuentran bajo investigación.

“Esta es la primera vez que Australia utiliza un gran drone casero para levantar a alguien del suelo. Realmente no es algo sensato hacer eso de ninguna manera, hay muchas cosas que podrían haber salido mal, alguien podría haber resultado gravemente herido”  dijo Peter Gibson, portavoz de la Seguridad de Aviación Civil.

Aún no se sabe si UAV Me y Sam violaron las normas ya que el dron no voló un lugar lleno de gente y estuvo a una distancia bastante prudente de la costa. Sin embargo, las autoridades australianas se encuentran realizando las investigaciones pertinentes y Sam Foreman podría enfrentarse a una multa de hasta 10 mil dólares australianos, lo que equivale aproximadamente a ¡130,000 pesos mexicanos!

Así que si decides ponerte creativo y experimentar nuevas formas de ir a pescar… Asegúrate que el experimento de fin de semana, no te vaya a salir mucho más caro que los minutos de diversión.

   Enviar artículo en formato PDF   

LEAVE A REPLY