Ganarse un día completo en un hotel de lujo de cinco estrellas no suena nada mal… pero no es lo mismo si te dicen que toda la estadía la tienes que hacer en el medio del lobby a la vista de todas las personas que pasen por ahí.

Un australiano llamado Bec Ormond ganó la oportunidad de disfrutar de todo un día con champagne, comidas, cócteles de lujos, relajantes tratamientos de spa y una gran noche de sueño en un hotel de lujo.

Bec y su novia pasaron 24 horas en una ‘instalación de arte de lujo en vivo’ en el lobby de Crown Towers en Perth, Australia. La pareja fue interceptada en la calle de la ciudad y les preguntaron si querían tener una experiencia inolvidable para celebrar el primer cumpleaños del hotel. La única condición es que tenían que permanecer en el vestíbulo e incluso dormir allí durante la noche en lugar de hacerlo en una de las habitaciones del hotel.

Después de aceptar esta atractiva y rara propuesta, esta habitación pública se dio a conocer mientras los afortunados tomaban una copa de champagne. Más tarde disfrutaron de los masajes terapéuticos, la cena y los cócteles.

Luego, cuando llegó el momento de dormir, se acomodaron en un dormitorio improvisado.
Fue una extravagante forma de festejar sus primeras 31,000 botellas de champagne abiertas, 46,000 ostras comidas y 10 reconocimientos ganados.
También te puede gustar  TEST: ¿DE VERDAD CONOCES LA BANDERA DE MÉXICO?

LEAVE A REPLY