Si estás cansada de vivir una vida ordinaria y quisieras abandonar todo para irte a viajar por el mundo, tal vez esta sea tu oportunidad. Pues Benjamin Slade, un multimillonario británico de 72 años está buscando una esposa para dejarle todos sus castillos y millones y un acceso libre a su tarjeta.

Todos hemos alguna vez pensado en que sería terrible morir solos. Pues este multimillonario descendiente de la realeza se rehúsa a pasar sus últimos años de vida en soledad, por lo que está en busca de una compañera de vida para llevarla por todo el mundo a conocer lugares increíbles, probar los más exóticos platillos, hospedarse en los lugares más exclusivos y por supuesto, heredarle toda su fortuna. ¿Suena como una tentadora oportunidad?

Claro que Benjamin Slade pide una serie de requisitos específicos en su futura esposa; él declara para el programa de TV Good Morning Britain, que la candidata debe tener entre 30 y 40 años, medir menos de 1.65cm, tener licencia para portar armas, saber pilotear un helicoptero, ser excelente conductora, estar dispuesta a tener un hijo con él y preparada para vivir en un castillo.  Así que si estabas pensando en aplicar, considéralo dos veces. Ya que este exigente hombre está buscando una esposa con personalidad de James Bond.

En su entrevista para Good Morning Britain, Benjamin dice esto es como un proceso de reclutamiento y que su futura esposa deberá cumplir con todas las características y “competencias” necesarias para poder ser el complemento perfecto para un hombre como él. El noble multimillonario requiere una “mujer de casa” que le ayude a realizar todas las actividades que según él, los hombres son incapaces de hacer; como elegir el color de las cortinas, alfombras o elegir un buen menú. Y Benjamin asegura que pagar por una esposa es mejor opción que pagar un buen diseñador de interiores. Cada quién, ¿no?

“Todo lo que quiero es algo de romance, quiero usar mi tarjeta de crédito para que puedas comprar hasta caer. Quiero llevarte a lugares exóticos y me encantan las comidas magníficas. Me gusta disfrutar de vacaciones secretas, ese es mi discurso de ventas” Es la promesa de Ben, para su futura esposa.

Según Sir Benjamin, todavía no ha encontrado a la mujer adecuada a pesar de llevar algunos años buscando “muy duro”. Afirma que a pesar de haber conocido algunas mujeres increíbles de 50 años con las que se divirtió mucho, estas quisieron o no pudieron concebir un hijo. Benjamin es muy insistente en querer dejar descendencia y platica que no le ha sido posible considerar la adopción como una alternativa, ya que él es muy viejo para ser un candidato viable.

Así que si después de leer esto, aún tienes ganas de ayudar a este desesperado, pero generoso aristócrata. Será mejor que te pongas a practicar tus habilidades de super agente secreto y diseñador de interiores, ya que los necesitarás. Claro, que crédito ilimitado, viajes a lugares exóticos y una fortuna de herencia, son un buen pago, según Sir Benjamin Slade.

   Enviar artículo en formato PDF   

LEAVE A REPLY